Gestión de facturación de sistemas centrales de calefacción. Repartidores de costes

Los repartidores de costes para calefacción central se instalan junto a las válvulas termostáticas para el ahorro de costes y energía en las calefacciones comunitarias. Se colocan en cada radiador y recogen ciertos parámetros cada cierto tiempo que sirven para calcular los consumos reales, en términos de energía o económicos. Son pequeños y no ocupan mucho espacio.

Repartidor valulaRepartidor de costes y válvula termostática

Su funcionamiento está sujeto a la Norma técnica UNE-EN 834, se instalan en poco tiempo y no precisan obras ni reformas.

Permiten la lectura vía radio sin necesidad de acceder a las viviendas. Económicos y con una larga vida útil (batería de Li, más de 10 años)

El primer paso es realizar un estudio de la caldera del edificio para evaluar parámetros importantes, que se tendrán en cuenta a la hora de calcular el reparto de costes entre los inquilinos del inmueble, como; fabricante, modelo, potencia calorífica, acumulado de agua caliente, ... Se evalúa el reparto de costes como son el combustible gas o gasóleo, electricidad, costes de mantenimiento de la caldera, ... De esta forma se repercuten los costes reales con fórmulas complejas, que hace que el reparto sea preciso para todos los propietarios.

Instalacion repartidorInstalación de repartidor de costes

Los gastos fijos de la instalación se reparten por coeficiente a cada vecino. Estos gastos corresponden al término fijo de la factura del combustible, gastos de mantenimiento de la caldera, gastos de reparaciones, etc. Y deben ser sufragados por el total de los vecinos. En algunos países existe regulación al respecto que fijan unos determinados porcentajes (p.e. en Alemania).

Los gastos variables se repartirán en base al consumo real, siendo éste la suma de los consumos medidos los contadores.

Según estudios realizados por la Asociación Europea de Repartidores de Costes de Calefacción (EVVE), la Asociación Española de Repartidores de Costes de Calefacción (AERCCA), y según recomendaciones del IDAE (Instituto para la Diversificación y el Ahorro Energético), el ahorro potencial que se obtiene en una instalación de calefacción central en un edificio de viviendas, tan sólo por la instalación de un sistema que permita la contabilización individual de la calefacción puede llegar a ser de hasta un 30%.

En España, datos concretos de ahorros obtenidos en edificios de viviendas en las que se ha instalado este sistema de reparto de costes de calefacción, según estudios realizados por la empresa gestora del sistema en cinco edificios, la media de ahorro energético obtenido ha alcanzado un 23%.

Los repartidores de costes de calefacción son dispositivos de medición que se utilizan desde hace más de 80 años fundamentalmente en países europeos. En Europa aproximadamente 30 millones de viviendas estás dotadas de este tipo de sistema de reparto de costes de calefacción central, lo que supone un total de 150 millones de dispositivos instalados.

Enlaces relacionados