Consejos de uso y mantenimiento de electrodomésticos

Cocinas

Consejos de uso:

  • Para lograr una adecuada utilización de la cocina, debes disponer de una batería adecuada, construida con materiales que difundan bien el calor, como, por ejemplo, el acero inoxidable y recubrimientos especiales y con fondo grueso para evitar deformaciones.
  • Ciertos tipos de utensilios ayudan a cocinar de forma eficiente: Recipientes compartimentados en los que se puede cocinar al mismo tiempo las carnes o pescados y las legumbres. Ollas a presión o rápidas, que consumen hasta un 60% menos que las tradicionales. Mantener las ollas tapadas también ayuda a mantener el calor.
  • Al cocinar debes tener presente que se puede lograr un importante ahorro en tiempo, energía y dinero, cocinando en cantidades mayores y congelando para su posterior consumo.
  • Utiliza ollas y sartenes que tengan un diámetro algo superior a la superficie de la placa, la cocción es más rápida y ahorrarás hasta un 20%. El fondo de las cacerolas y sartenes debe ser plano y 1 cm ó 2 cm mayor que las placas eléctricas.
  • Utiliza el agua imprescindible para cocinar, evitarás gastar energía calentando agua que no necesitas.
  • Apaga el fuego 5 ó 10 minutos antes de acabar la cocción para aprovechar el calor residual.
  • Reglas para mantener el extractor de cocina: asegúrate de que en la cocina no haya corrientes de aire que aumenten el trabajo del extractor, y que existe una entrada de aire exterior para facilitar la extracción. Debes limpiar los filtros del extractor periódicamente, al igual que los conductos del aire de expulsión.

Consejos de mantenimiento:

Para la limpieza de la placa de las cocinas vitrocerámicas se recomienda utilizar un paño suave cuando el foco se encuentre templado o frío. También es recomendable emplear productos especiales para placas vitrocerámicas que no dañen la superficie de la placa. En el caso de que existan restos de comida pegados a la placa puedes utilizar una rasqueta. Una vez limpia la placa debes fijarte en que no quede ningún resto de detergente, aclarando con una bayeta húmeda y después secando. Debes tener también cuidado cuando se caen restos de azúcar, arena, granos,... ya que al ser arrastrados por la superficie pueden rayarla.

Para la limpieza de las cocinas de gas, es muy importante que las salidas de gas estén siempre limpias para evitar obstrucciones.

Frigoríficos y congeladores

Consejos de uso:

  • Configura la temperatura del frigorífico en el intervalo de 3 ºC a 7 ºC, y el congelador a -18 ºC. Recuerda que por cada grado que bajas la temperatura hay hasta un 5% más de consumo.
  • Coloca los alimentos dentro del frigorífico de tal forma que se favorezca la circulación del aire frío, de esta forma la refrigeración será más eficiente y el consumo eléctrico menor. No obstruyas las salidas de aire del interior del frigorífico.
  • Deja que los alimentos cocinados se enfríen antes de introducirlos en el frigorífico o en el congelador.
  • Cubre los líquidos y envuelve los alimentos que guardas en el frigorífico. Los alimentos no cubiertos producen humedad e imponen una carga de trabajo mayor al compresor, aumentando el consumo eléctrico.
  • Evita abrir la puerta del frigorífico y del congelador continuamente, la pérdida del frío hace trabajar al compresor más intensamente, aumentando el consumo eléctrico para alcanzar la temperatura programada, sobre todo en verano. Cuantas más veces abras la puerta más escarcha se producirá y, por lo tanto, también se producirá más consumo eléctrico.
  • Deja unos 5 cm entre la parte trasera del frigorífico, la pared y los laterales, de esta forma se facilita la ventilación y aumenta el rendimiento.
  • Coloca el frigorífico fuera del alcance de la luz solar, del horno o cualquier otra fuente de calor.
  • Desconecta el frigorífico y el congelador durante ausencias prolongadas, más de 15 días. Durante ese período de ausencia déjalo limpio y con la puerta abierta para evitar olores desagradables.

Consejos de mantenimiento:

Asegúrate de que las juntas del frigorífico y el congelador sellan correctamente, evitando las pérdidas de frío. Para comprobar el cierre hermético, cierra la puerta del frigorífico con un papel situado en la junta, si al tirar de él no ofrece resistencia, entonces sería conveniente cambiar las gomas, el ahorro se notará en poco tiempo.

Limpia cada 3 ó 4 meses la parte trasera del frigorífico con un paño seco o con el aspirador. La suciedad acumulada en esta zona, dificulta la disipación del calor extraído del frigorífico y aumenta el consumo.

Evita la formación de escarcha, un espesor de hielo en el frigorífico superior a 3 mm puede producir un aumento del consumo eléctrico de hasta un 30% por la disminución del poder de refrigeración. Además, en el congelador, el hielo dificulta la congelación y obliga al motor a funcionar a mayor potencia, aumentando el consumo y disminuyendo la vida útil del equipo.

En los frigoríficos equipados con sistema no frost, vigila que los receptores del agua de escarcha del panel trasero en el interior del frigorífico se encuentran limpios para permitir la adecuada descongelación.

Lavadoras

Consejos de uso:

  • Utiliza el agua a la menor temperatura posible ya que entre el 80% y el 85% de la energía que gasta una lavadora se produce al calentar el agua. Reducir la temperatura del lavado, por ejemplo de 40 ºC a 15ºC, reduce el consumo de energía a la mitad.
  • Antes del lavado es conveniente agrupar la ropa según la clase de tejido, programa y temperatura a utilizar.
  • Utiliza la lavadora al máximo de su capacidad para rentabilizar el consumo energético de cada lavado. Y recuerda que dos ciclos de lavado a media carga consumen más que uno a carga completa.
  • Salvo en el caso de manchas especialmente difíciles, con los detergentes actuales, los ciclos de agua templada o fría permiten lavar y limpiar completamente la ropa.
  • Los detergentes líquidos hacen trabajar menos a las lavadoras, pero si usas uno sólido puedes diluirlo en agua antes de introducirlo en la lavadora.
  • Usa la dosificación adecuada de detergente, su utilización en exceso provoca que la espuma haga trabajar innecesariamente al motor de la lavadora.
  • Si adquieres una lavadora con un centrifugado potente (1.200 r.p.m.- 1.500 r.p.m.) podrás evitar o reducir el uso de la secadora, ya que ésta consume mucha más energía. Un centrifugado de alta velocidad es mucho más eficaz que otro de menos y prácticamente consumen lo mismo.
  • Evita hacer funcionar la lavadora simultáneamente con otros electrodomésticos con alto consumo, como la cocina, el horno o el lavavajillas. Evitando el uso simultáneo de equipos podrás contratar una potencia eléctrica menor.

Consejos de mantenimiento:

Mantén limpio el filtro de la lavadora, evitará que se puedan producir obstrucciones y mejorará el funcionamiento del aparato.

Usa descalcificantes para eliminar las impurezas y la cal del filtro de tu lavadora.

Lavavajillas

Consejos de uso:

  • Lavar los platos a mano con agua caliente puede ser hasta un 60% más caro en agua y electricidad que hacerlo con el lavavajillas a plena carga.
  • No pongas en marcha el lavavajillas hasta que no esté totalmente lleno. Pero no lo cargues en exceso ni superpongas piezas, la limpieza no será óptima y deberás volver a poner a funcionar el electrodoméstico o lavarlos a mano.
  • Elimina todos los restos de la vajilla antes de meterlos en el lavavajillas.
  • Para lograr un lavado correcto, es importante que mantengas suficientemente llenos los depósitos de abrillantador y sal. También debes limpiar habitualmente el filtro para evitar obstrucciones.
  • Es necesario elegir el programa adecuado al tipo, cantidad y suciedad de la vajilla, para así realizar un lavado eficaz, pero siempre con el mínimo consumo.
  • Evita hacer funcionar el lavavajillas simultáneamente con otros electrodomésticos con alto consumo, como la cocina, el horno, la lavadora. Evitando el uso simultáneo de equipos podrás contratar una potencia eléctrica menor.

Consejos de mantenimiento:

El interior del lavavajillas debe limpiarse periódicamente, sobre todo alrededor de las gomas y juntas de la puerta, donde se acumulan restos de comida. Aclara también el filtro después de cada lavado, es donde se acumulan los restos de comida.

En ausencias largas debes limpiar el lavavajillas con un trapo húmedo, dejando la puerta medio abierta para evitar la acumulación de malos olores.

En caso de que el agua que se suministra en tu vivienda sea dura o muy dura, es decir que contiene carbonatos, bicarbonatos, cloruros, en una proporción mayor a la recomendable, es aconsejable el uso de productos antical. Aumentará la vida del aparato y de la resistencia eléctrica particularmente.

Secadoras

Consejos de uso:

  • Deberás colocar la secadora en un lugar seco, bien ventilado o si es en un lugar cerrado debes conectarla con un tubo de salida al exterior, si no es de condensación.
  • Centrifuga la ropa lo máximo que puedas antes de meterla en la secadora. El centrifugado consume mucha menos energía que la secadora.
  • Agrupa la ropa según el tipo de tejido, antes de introducirlo en la secadora, para así utilizar ciclos adecuados a cada grupo de prendas semejantes.
  • Emplea la secadora al nivel de carga que indica cada ciclo. Si necesitas secar poca ropa ajusta el nivel de temperatura y tiempo de secado.
  • Utiliza los programas automáticos de detección de humedad de la ropa para el funcionamiento de la secadora; son más exactos y eficientes que los programas manuales.
  • Usa el ciclo de enfriamiento progresivo para que la ropa termine de secarse con el calor residual de la secadora.
  • Cuando puedas aprovecha la energía directa del sol para secar la ropa, es la forma más eficiente de secar la ropa.

Consejos de mantenimiento:

Limpia siempre el filtro de la secadora después de terminar de secar la ropa, mejorará la circulación del aire y evitará posibles accidentes.

Inspecciona periódicamente el orificio de ventilación de la secadora para asegurarte de que no esté obstruido. Esto ahorra energía y puede prevenir incidentes.

Para evitar el óxido en las partes metálicas de la secadora saca la ropa cuando haya terminado el ciclo de secado.

Fíjate en que no existan pérdidas de calor o fugas en la secadora, en las juntas, la puerta, etc.

Hornos y microondas

Consejos de uso:

  • Procura abrir el horno sólo si es necesario, ya que cada vez que abres la puerta se pierde el 25% de la energía acumulada.
  • Aprovecha toda la capacidad del horno, y si es posible cocina varios alimentos de una vez.
  • Apaga el horno antes de finalizar la cocción, el calor residual terminará de cocinar los alimentos.
  • Para precalentar el horno para una cocción de más de una hora, 10 minutos serán suficientes.

· Consejos de mantenimiento:

Mantén limpias las paredes del horno, evitarás aumentar el consumo energético para calentarlo.

Microondas

Consejos de uso:

  • Utiliza el microondas en vez del horno, ahorrarás entre un 60% y un 70% de energía y ahorrarás tiempo.
  • El microondas funciona distinto que el horno, para más cantidad a calentar necesita más potencia o tiempo. No actúa como el horno, que usa la misma energía independientemente de la carga.

Televisiones, equipos audiovisuales y equipos informáticos

Consejos de uso:

  • Tanto la televisión como otros equipos (DVD, equipos de música, etc.) tienen una opción para quedarse encendidos en modo "de espera" o "stand-by"; este modo se puede accionar desde el mando a distancia. En esta modalidad los equipos consumen energía, en algunos casos como las televisiones, hasta el 15% de la energía que consumiría si el aparato estuviera encendido. Cuando no vayas a encender los equipos en un espacio largo de tiempo, apágalos desde el botón.
  • Otra sugerencia es conectar algunos de estos equipos a regletas o bases de conexión múltiple con interruptor y así se apagarán todos a la vez.

Ordenadores y equipos informáticos

Consejos de uso:

  • Activa en tu ordenador, si es posible, el modo de hibernación para tiempos de ausencia pequeños.
  • Si prevés una ausencia mayor de 30 minutos apaga el ordenador.
  • En ausencias pequeñas se puede apagar solamente la pantalla, ya que es el componente que más consume.
  • El salvapantallas que menos consume es el de color negro o "vacío".
  • Puedes conectar varios equipos ofimáticos a bases de conexión múltiple con interruptor, así se apagarán todos a la vez y evitarás el stand-by

Enlaces relacionados: