Climatización eficiente

La climatización representa casi la mitad de la energía que consumimos en nuestros hogares. A la hora de escoger un equipo de climatización es importante que no te dejes llevar sólo por su precio de venta. Hay otras variables que debes tener en cuenta, como su consumo energético o la posibilidad de regular y adaptar la temperatura según tus necesidades.

Para una regulación de la temperatura lo mejor es instalar un programador en la sala principal (salón-comedor) que permita programar el encendido/apagado de la calefacción por horas y días de la semana. Además, instala válvulas termostáticas en los radiadores de tu vivienda, es una solución accesible y fácil de colocar, y podrás regular de forma independiente cada habitación.

Ventanas

  • Detecta las corrientes de aire que entran por tus ventanas, por ejemplo sujetando una vela encendida junto a las mismas. Si la llama oscila sabrás que hay filtraciones de aire. Un sistema fácil y rápido de instalar es sellar las infiltraciones de tus ventanas con silicona, masilla o burletes adhesivos.
  • En invierno, aprovecha la entrada del sol en las horas centrales del día y usa cortinas de tela gruesa cuando ya no incida el sol.
  • Cierra las persianas cuando se haga de noche. Mejor si son persianas térmicas.
  • En verano, usa toldos, persianas y cortinas para reducir la entrada del sol.
  • El 20% de las pérdidas de calor se produce por las ventanas, por lo que instala si es posible doble ventana o sustituye el vidrio y la carpintería de tus ventanas por otras más eficientes, marcos de PVC, doble vidrio, etc.

Instalación de paneles reflectantes detrás de los radiadores

Los paneles reflectantes son láminas flexibles, con una capa fina de espuma aislante y una superficie metálica. Estos paneles evitan que el calor emitido por la cara posterior del radiador, se a su vez transmitido hacia el exterior mediante la pared, reflejando dicho calor hacia el interior de la estancia.

Algunos modelos, además cuentan con un diseño orientado a facilitar la evacuación de calor por convección.

panel reflectantePanel y esquema de funcionamiento

Con estos paneles se consigue un mayor aprovechamiento del calor emitido por los radiadores, pudiendo de ese modo, reducir el calor y el tiempo necesario para calentar las estancias.

La instalación de paneles es muy sencilla, ya que no requieren la extracción del radiador simplemente se colocan en el hueco entre el radiador y la pared.

Según las especificaciones del fabricante, con la instalación de paneles reflectantes se puede lograr un ahorro de entre el 10% y el 20%, aunque es conveniente tener un criterio conservador en la estimación del ahorro conseguido.

Instalación de válvulas termostáticas en los radiadores

Con la instalación de estas válvulas se puede regular la temperatura de cada estancia para aprovechar también las aportaciones gratuitas de energía, como por ejemplo, los rayos del sol a través de las ventanas, la presencia de muchos usuarios, etc.

Las válvulas termostáticas regulan automáticamente la entrada de agua caliente basándose en la temperatura elegida y regulada. La válvula se cierra cuando la temperatura ambiente, medida por un sensor, se acerca a la deseada, permitiendo enviar el agua caliente hacia los otros radiadores todavía abiertos.

válvula termostáticaVálvula termostática

De esta manera se puede consumir menos energía en los días más despejados, cuando el aporte térmico de la energía solar es suficiente para calentar algunas estancias, o, por ejemplo, se puede graduar una temperatura más baja en los lugares que no están ocupados.

El ahorro energético se consigue debido a que la instalación se adecúa a las necesidades de demanda de forma más precisa, ya que el control de temperatura actuará en función de los puntos de medición, en lugar de uno sólo como ocurre normalmente.

Caldera de biomasa

Si tu casa es una vivienda unifamiliar, la caldera de biomasa puede ser una buena opción a tener en cuenta.

Una forma de aprovechar al máximo tu caldera es emplearla también para la producción de Agua Caliente Sanitaria (ACS).

Se debe comprobar de forma regular, por parte de un especialista, el funcionamiento correcto de los quemadores. Si la caldera de biomasa no tiene sistema de retirada de cenizas, procura realizar esta función de forma periódica, además si la caldera tiene alimentación automática procura tener suficiente combustible almacenado. Si tienes radiadores, debes realizar purgas periódicas de los mismos, para eliminar el aire acumulado que dificulta la transmisión del calor del interior del radiador al exterior.

Caldera convencional

Una forma de aprovechar al máximo tu caldera es emplearla también para la producción de Agua Caliente Sanitaria (ACS).

En las calderas es necesario realizar un mantenimiento periódico de las instalaciones, el especialista debe comprobar de forma regular el funcionamiento correcto de los quemadores, regular las temperaturas y presiones de los combustibles, del vapor y del agua de alimentación. Y para las calderas que funcionan con gas natural se debe realizar una revisión de las instalaciones. Si tienes radiadores, debes realizar purgas periódicas de los mismos, para eliminar el aire acumulado que dificulta la transmisión del calor del interior del radiador al exterior.

Aire acondicionado

Procura comprar un equipo de aire acondicionado de clase A, y que incorpore filtros para el tratamiento del aire, además de un deshumidificador, para el control de la humedad del ambiente.

Para estos equipos es necesaria la limpieza, como mínimo una vez al mes, de los filtros, además de comprobar que no existan pérdidas en el líquido refrigerante. Para que no disminuya el rendimiento de estos equipos no debes colocarlos en zonas donde haya aporte de calor, o proximidad de focos de calor como la radiación solar.

No coloques objetos en las entradas o salidas de aire del aparato de aire acondicionado y vacía regularmente el recipiente de recogida de agua de condensación.

Instala toldos en las ventanas y conseguirás un ahorro energético del 30% en el aire acondicionado

En refrigeración, la temperatura de consigna recomendada es de 25 º C. Regula en el termostato del equipo de aire acondicionado esta temperatura y obtendrás un ambiente agradable en tu vivienda. Por cada grado que disminuya la temperatura el consumo del equipo aumentará un 8%.

Enlaces relacionados: