Mejoras en aislamiento en el sistema de calefacción y ACS

Aislamiento de conductos y bombas en la sala de calderas mediante pinturas cerámicas

Cuando las conducciones del agua caliente en la sala de calderas así como los conductos del grupo de impulsión y el cuerpo de las bombas carecen de aislamiento térmico, la superficie de los elementos carentes de aislamiento térmico de la sala de caldera alcanzan elevadas temperaturas, provocando una transmisión de calor del fluido hacia el exterior.

Está elevada transmisión de calor hacia el exterior de la tubería provoca un sobre-consumo de combustible en la caldera de gasoil para compensar el calor perdido transmitido al ambiente.

Con la adición de cerámica líquida en la superficie de los elementos de paso del agua caliente, como válvulas, tuberías y el cuerpo de las bombas, se reducirían las pérdidas energéticas debidas a la transmisión de calor a través de las superficies de los conductos. Al tratarse de una fina capa de pintura, la adición de un aislante no perjudica las labores de mantenimiento.

La cerámica líquida está compuesta por microgránulos de cerámica de forma esférica y es de fácil aplicación dejando el mismo acabado que una pintura convencional ocupando menos de 1 mm de espesor. Este tipo de pintura es flexible y elástica por lo que no se agrieta, de manera que está favorablemente indicado en piezas con geometrías en las cuales es difícil aplicar aislamiento con lana mineral, como bombas y válvulas.

Aislamiento de las tuberías y válvulas de las redes de agua de calefacción

Cuando las válvulas y partes de las conducciones del circuito por el que circula el agua caliente para la calefacción se encuentran desprovistas de aislamiento, durante el funcionamiento del sistema de calefacción, la temperatura a la que se encuentran las tuberías y las válvulas es considerablemente superior a la temperatura ambiente interior de las estancias, lo que provoca que exista un gradiente de temperatura considerable y se dé lugar a relevantes pérdidas térmicas.

El aislamiento de todas las tuberías y válvulas de la instalación de agua caliente de calefacción mediante el uso de coquillas de espuma de un espesor de 30 mm puede suponer una reducción importante en la demanda energética de una instalación.

Uno de los materiales más eficientes para el aislamiento de tuberías es la espuma elastomérica, la cual es espuma flexible fabricada con caucho natural o sintético. Este material se utiliza para retardar la ganancia de calor y controlar la humedad condensada en sistemas de climatización, disminuyendo eficientemente el flujo de calor en tuberías de agua caliente.